Testimonios de NATS’ peruanos 2020.5.15

Hola mi nombre es Milagros Angeles Curi Quispe, tengo 15 años y curso el 5to grado de secundaria en la I.E.E Francisca Diez Canseco de Castilla y soy parte de la organización de Niños, niñas y adolescentes trabajadores de Huancavelica. Bueno yo trabajo medio tiempo cuidando cabinas de internet, mejor dicho, trabajaba ya que debido a la cuarentena no se puede, ya no tengo ingresos económicos, muchos de mis proyectos se están postergando parece que ni promoción tendré todo esto es tan estresante y más con estas clases virtuales que hasta ahora no he podido acceder, mi familia no salió beneficiada de ningún bono ni canasta, 

tuvimos que irnos de Huancavelica ya que ya no teníamos ningún ingreso económico a todos nos está afectando esta medida que el gobierno tomo, 

quizás a unos más que a otros, en mi caso para poder acceder a las clases virtuales tanto como las de colegio y del MINEDU tengo que caminar 30 min a un cerro que por cierto es muy peligroso, en la casa donde ahora estoy viviendo no cuento ni con una televisión ni radio. 

Triste pero cierto y no solamente es lo que me sucede a mi sino a muchos niños, niñas y adolescentes, de hecho, hace poco leí en el correo de HVCA que aun el 27% de alumnos no reciben estas clases virtuales. 

La violencia a la mujer ha aumentado de una manera increíble.


Soy Henry Guillermo Bueno Díaz, tengo 15 años de edad, vivo en la ciudad de Cajamarca, donde soy participe de una gran organización (y a la ves mi familia) MICANTO “José obrero”.
Soy un NNAT’S, que trabaja muy a menudo, en diferentes cosas, ya sea en trabajos remunerados o no remunerados.

Antes del gran problema por el cual el Perú y el mundo está pasando que es el covid-19, muchos adolescentes (varones y mujeres) como yo trabajábamos, en diferentes cosas, como en mi caso, yo trabajaba de cobrador de micros en mi zona y también trabaja en construcción…

Pero ahora, en la situación por la cual estamos, que es el estado de emergencia, ya no podemos salir a ganarnos la vida como solíamos hacerlo… me pongo a pensar en mis hermanos adolescentes trabajadores de todo el Perú que están en una situación peor, que no tiene pan de cada día en sus hogares, y más aún en aquellos que trabajan para mantener a una familia entera, esa situación es mas critica. 

En mi caso, trabajo para aportar en mi familia, ayudarme en los estudios y quietar una preocupación más a mis padres. Al igual que yo, varios de mis hermanos adolescentes, queremos un futuro mejor, no solo para nosotros, sino para las futuras generaciones también.

Ahora que estamos en casa, no tenemos una opción para generar ingresos, y además para los que estudiamos, varios no contamos con los recursos necesarios para las clases y más aun no tenemos con que alimentarnos.

Por esa razón quiero pedir a nuestros representantes nacionales que evalúen a las familias en extrema pobreza y se les brinde un apoyo mayor (sea en víveres o dinero) para así tener en cuenta que ser solidario es lo que cuenta en esta situación, y si nos apoyamos mutuamente saldremos juntos adelante.
¡ARRIBA LOS NNAT’S ¡!ARRIBA PERU!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

CAPTCHA