INFANCIAS, PANDEMIA Y GOBIERNO (Daniel)

Daniel Sangama Panduro , comunicador social, nací en Iquitos Loreto en 1988, delegado nacional del MNNATSOP del 2004 – 2006 y especialista de participación estudiantil en el Ministerio de Educación, Colaborador Nacional del MNNATSOP.

En el Perú existe alrededor de 9 millones 652 mil niñas, niños y adolescentes, según fuentes del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) DEL AÑO 2019; del total de niñas, niños y adolescentes, el 50,5% (4 millones 878 mil) son hombres y el 49,5% (4 millones 774 mil) mujeres. Este gran sector de la población durante años vive invisibilizados a causa de los grandes problemas que los afecta y que los gobiernos que entran, poco o nada han hecho. Muestra de ello es la gran cantidad de adolescentes embarazadas en las escuelas, la violencia que sufren los niños, niñas y adolescentes trabajadores y los que estan en situación de calle o la exclusión que sufren muchos niños, niñas y adolescentes con discapacidad y ni que decir de los niños, niñas y adolescentes de los pueblos indígenas que muchas veces los tienen que obligar a hablar en español para poder acceder a los derechos que le estado debe garantizarles.

La pandemia de la COVID -19, surgida en el año 2020, ha hecho que los grandes problemas que viven las infancias en el Perú se agudicé, el tema del encierro en las casas y las pocas posibilidades de encontrar una alternativa que les permita manejar sus emociones como parte de su salud. Miles de familias que vivían en las capitales de las regiones del Perú, tuvieron que regresar a sus pueblos de origen con la finalidad de sobrevivir ya, que muchos adultos habían entrado en suspensión perfecta (Las empresas enviaron a sus casas a los trabajadores y no les pagaban y que iban a regresar a sus puestos en cuanto culmine la emergencia) los ahorros, los víveres (alimentos de primera necesidad) se acabaron, las rentas por alquiler de viviendas o cuartos los dueños no dejaban de ser cobradas. Realmente en esos aspectos la solidaridad estuvo ausente, por lo que la ciudadanía organizada respondió con ollas comunes o centros de apoyo a las personas más vulnerables (niños, niñas, adolescentes y ancianos).  Los niños, niñas y adolescentes trabajadores también tuvieron que movilizar toda esa experiencia de organización en sus bases para recaudar, alimentos, medicina y agenciarse para ir a vender en las calles o en los mercados, porque su ingreso a estos centros laborales estaba prohibido. 

Los niños, niñas y adolescentes del Perú realmente son víctimas de la pobreza y la injustica, porque a pesar de estar con una pandemia encima, nuestras autoridades se han visto envueltos en actos de corrupción, no solo a nivel nacional si no en los distritos, provincias y regiones. El perú tiene casi 30 millones de habitantes y los esfuerzos que hicieron las autoridades por mejorar la situación de las infancias fueron muy poco con y sin pandemia.

Desde el 28 de julio del 2020, el Perú tiene un presidente que es docente de profesión y además viene de una parte del Perú olvidado (Puña – Cajamarca) Pedro Castillo Terrones, lleva un poco mas de 80 días asumiendo las riendas del país. En su discurso de campaña y en esos primeros 80 días de gestión siempre esta presente los mas olvidados, diciendo que las políticas deben empezar desde lo mas lejos del Perú, ahí donde estan los mas olvidados por el Estado Peruano. El gobierno de Castillo tiene 10 ejes a priorizar durante su gestión y de esos 10 ejes se menciona a la infancia en:

  • El cuidado de los infantes con un enfoque de prevención y articulación de sectores del Estado e intergubernamental. 
  • La promoción de la seguridad alimentaria para combatir el hambre, la desnutrición, y paralelamente la inclusión financiera.
  • Erradicar la discriminación étnico-racial y promover la valoración de la diversidad cultural.

Estos ejes son como la brújula de este gobierno que aun no se ha sentido en los miles de niños, niñas y adolescentes trabajadores, o en los bolsillos de sus familias, prueba de ello, preguntamos a Thalía de Ica y Milagros de Huancavelica, ambas delegadas nacionales del Movimiento de niños Trabajadores Organizados del Perú -MNNATSOP lo siguiente:

  1. ¿Cómo ves a los nats en el actual gobierno?

Thalía: Los nnats últimamente no lo toman en cuenta ya que priorizan otras cosas como es el tema de la covid -19.

Milagros: Olvidados, y es lamentable que en este gobierno se siga con las mismas políticas para los NNATs y no se evidencie ningún cambio favorecedor en cuanto a los espacios de participación para los NNA.

  1. ¿Crees que a este gobierno le importa los nats?

Thalía: Considero que por el momento el gobierno, no nos toma en cuenta ya que hay una crisis política lo cual impide ver más allá de otras problemáticas como es el caso de los nnats.

Milagros: Claro que no, este es un gobierno más donde solo importan los adultos y la economía, esto se evidencia claramente en las propuestas del Sr. Castillo.

  1. ¿Cómo los nats luchan contra la pandemia?

Thalía: La manera en la que estan luchando los Nnats es que siguen trabajando, pesé a que puedan contagiarse ya que tienen necesidades que cubrir como es la educación, la alimentación, y los elementos de bioseguridad para evitar contagiarse de la COVID -19.

Milagros: Los NNATs somos uno de los grupos más perjudicados por la pandemia, pero eso no significa que nos dejaremos vencer, sino todo lo contrario, nosotros los NNATs nos reinventamos con nuevas maneras de trabajar tratando de evitar el contagio, además nuestra realidad no nos da esa alternativa de no trabajar pues necesitamos algo de comer, es por ello que seguimos trabajando y también es por eso que NNA que antes nunca trabajaron se vieron en la necesidad de hacerlo para hacerle frente a esta problemática, Por otro lado contamos con el apoyo de ex -nnats y de nuestra familia para seguir adelante.

Finalmente, las voces de Thalía y Milagros nos dicen que la lucha de las infancias es de ahora y siempre que los derechos se conquistan aliándose con otras infancias trabajadoras y no trabajadoras. Así que ha seguir invirtiendo y fortaleciendo espacios donde se practique el bien común, la ciudadanía y la participación protagónica en su esencia para luchar contra la pobreza y la injusticia.  

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

CAPTCHA