Testimonios de NATS’ peruanos 2020.4.10

Thalia Gabriela bautista Mantari    15 años 
MNNATSOP – ICA

¡Hola!

Soy Thalía, trabajo en una juguería, es una tienda que está ubicada en el centro de la ciudad de Ica, cerca de la plaza de armas. Trabajo ahí desde hace tres años, en horarios de  desde las 8:00 a.m. hasta las 3:00 p.m. los fines de semana y en vacaciones, trabajo de lunes a viernes.

Mi papá es albañil y en casa vivimos tres familias, mi hermana y mi hermano que ya son grandes y tienen hijos. También está mi otra hermana que estudia y trabaja; yo soy la penúltima y tengo una hermana pequeña.

La situación de la PANDEMIA nos agarró, desprevenidos, sin saber qué hacer. Actualmente frente al COVID -19 nos hemos quedado en nuestra casa, no podemos salir a trabajar, estamos viviendo de nuestros ahorros, pero se está acabando. Esta situación es muy crítica; la municipalidad de mi distrito nos ha dado una canasta, pero también, se acaba.

La ayuda no llega a todos.

 

Anel  Medina Huamaní   17 años 
MNNATSOP – ICA

En verano trabaje en una fábrica embalando uvas; en cada bolsa seleccionaba, las uvas de acuerdo a su tamaño; algunas veces trabaje horas extras para que me pagaran más.

Cuando llego la pandemia del COVID – 19, se paralizo todo, llego una crisis. En nuestra familia, tuvimos que detener todo. Tenemos un negocio familiar de pastelería pero se cerró. También tuve que detener mis estudios, porque iba a postular para estudiar industria alimentaria, en un instituto. 

Ahora no puedo trabajar, y mi familia tampoco. Mi papá como persona de la tercera edad, recibió el bono de los 380 soles, pero es un riesgo que salga a la calle, porque es diabético. El bono del Estado ayuda pero no alcanza para todo.

Las niñas y niños de trabajadores en su mayoría trabajan en el cementerio y los mercados, pero ahora no pueden asistir, no sabemos cómo están todos. La mayoría de familias en Ica trabajan en el campo, pero el personal se ha reducido y tampoco hay medidas de protección.

Tenemos la esperanza de que esto acabe y salgamos nuevamente a las calles a trabajar, estudiar y organizarnos.

 

Jenifer Lisbeth Reyes Minchan   16 años
MANTHOC – CAJAMARCA

No estamos tan bien, pero hemos tenido algo para sobrevivir, existe mucha pobreza y ahora con la pandemia, las familias han empeorado y en mi familia mi papa trabaja en cocina ahora, ya no sale a trabajar. En mi familia somos 4 hermanos más mis padres

Antes de la pandemia mi papá trabajaba, pero no era un excelente sueldo, pero ayudaba para comer; yo también aportaba trabajando cuidando a mis hermanos y en nuestra tienda pequeña de productos, pero ahora no tiene, muchas cosas, no podemos vender.

Mi familia no recibió el bono del Estado.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

CAPTCHA